jueves, 3 de febrero de 2011

Padre Celedonio Jarauta heroe Nacional

Recuerdos de un pago cruel a un heroe.
Al termino de la contienda de la primera intervención norteamericana, los hijos de Poinsett estaban felices, habían logrado entregar al país. pero ......................
México empezaba a tomar conciencia de lo que estaba pasando. La resistencia empezaba a tomar fuerza. El ejercito invasor empezaba a tener PANICO y le urgía salir del país. Presionaron a los traidores y a la quinta columna en la cual están incluidos los hijos de Poinsett.
Estos últimos empezaron a pregonar y exigir que se firmaran los tratados porque había el riesgo de que todo México iba a ser anexado al país vecino del norte. Gran mentira que hasta la fecha esgrimen los ingenuos y los traidores.
El general W. Scott escribía en su momento: Es necesario...................salir de éste gran país, lo más pronto posible..............porque es imposible una ocupación, simplemente no tenemos las fuerzas necesarias, ni capacidad para ocupar éste enorme país. Lo anterior quedó anotado en su biografía o diario en 1848.
Efectivamente, los hijos de Poinsett incluidos los traidores, ya palidecían porque se les íba a arrebatar lo que traicioneramente habían ganado.
El pueblo, en diferentes partes del país ya se levantaban en armas, en la Cd. de México los valientes hacían fuego por todas partes y escapaban fácilmente. Grupos de soldados de caballería mexicanos, con sólo una lanza en en riestre, se lanzaban contra el invasor, causando pavor sobre todo entre mercenarios del invasor.
El sistema de guerras de guerrillas causó muchos desastres al ejército invasor.
En México D:F. , Coahuila, Baja California, Alta California, en todas partes surgía la
conciencia nacional.
Es precisamente uno de estos episodios el que narraré porque ya empieza a escapar de mi memoria.
Los traidores han borrado de la Historia Patria muchas historias, porque sueñan con el pago que les han ofrecido.
Presbitero Don Francisco Celedonio Domeco Jarauta , (insigne Hidalgo de la Madre Patria, nacido en Zaragoza, 1814) se llamó en vida éste ilustre y gran patriota mexicano.
Durante el sitio a Veracruz por parte de W. Scott, éste patriota solicitó ser capellán del 2º. Regimiento de Infantería al mando del Coronel Juan de Dios Arizmendi, de ahí pasó al hospital de sangre. Recuerdo que el 16 de Marzo de 1847 debido a solicitud suya ya que deseaba hacer guerrilla, le fue autorizado proporcionarle 2 pistolas y una montura. Ese mismo dia tuvo su primer enfrentamiento con el invasor y salió bien librado. Usó el sistema “pega y corre”.
Con sólo 14 hombres en Abril-Mayo logró aniquilar 120 hombres del ejercito invasor y herir a muchos más, les arrebató caballos y provisiones.
Después se unieron el y Don Climaco Rebolledo; ambos le hicieron la vida pesada a los convoyes gringos.

Los traidores ofrecían disculpas y se hacían de la vista gorda ante la barbarie de los barbaros del norte, y en el colmo de nuestras desdichas, les festejaban los desmanes de su tropa y de sus mercenarios.
El 14 de Septiembre de 1847, el Padre Jarauta apareció en la Cd. de México, montando su caballo y sosteniendo el glorioso pabellón mexicano. Cada vez que encontraba una columna invasora se lanzaba contra ellos al grito de ¡Viva México, mueran los yanquis!.. para ese entonces era Comandante de la Primera Guerrilla de Oriente.
El 15 de Septiembre de 1847 salió de la Cd. de México para organizar la guerra de
guerrillas de resistencia. Siguió luchando hasta que por presiones fue firmado el 2 de Febrero de 1848 el tratado Guadalupe Hidalgo, mediante el cual se perdieron otros 2 millones de Kilómetros cuadrados. o sean otra cuarta parte del territorio original mexicano.
El invasor ordenó a los hijos de Poinsett que se eliminara a este quisquilloso y patriota
guerrillero, al que ellos llamaban el bandido Jarauta.

El nuevo gobierno se aprestó a cumplir tal petición so pretexto de perder “el trato
preferencial hacia ellos”. Arguyeron delitos, en realidad actos de guerra.
Entre otras cosa se le acusaba de haber fusilado a un comandante de línea que andaba tras él.
La resistencia popular se enfrentaba ahora con dos enemigos, contra el ejercito invasor y contra el ejercito participe del gobierno colaboracionista. Lo persiguieron con saña. Estuvo en Toluca, México, Teotihuacán, Tlalnepantla, Tulancingo, Zacualtipan, Pachuca, Monte de las Cruces, San Luis Potosí y Lagos. Fue herido en multiples ocasiones, aún así, lanzó un manifiesto a los mexicanos, reprochando la traición de 1847 a la Patria. El 1 de Junio de 1848, proclamando el desconocimiento del gobierno espurio por haber traicionado a la Nación, por haberse rendido y vender a la Patria sin el menor riesgo, luego de haberla desarmado.
Después de que precipitadamente el ejército invasor abandona México, el Padre Jarauta arriba a Aguascalientes para reunirse con Mariano Paredes y Arriaga (quien fue desterrado durante la invasión) Ambos entraron a Guanajuato con no mas de 700 hombres (Paredes con 550 hombres y Jarauta con no mas de 100).
El General José Joaquin de Herrera (1848-1852), designó para combatir al Padre Jarauta al general Anastasio Bustamante (combatió a Francisco Javier Mina y a Vicente Guerrero), con armamento vendido por el ejercito invasor. Dicho general sitió al Padre en Guanajuato el 3 de Julio de 1848.
Desde el 8 al 19 de Julio de 1848 Jarauta resistió el embate de las armas del general
sitiador. Jarauta cayó prisionero a manos de un capitán quien lo remitió a la Valenciana, donde estaba Bustamante quien sin despacho alguno lo mandó fusilar.
En la Capital del país vecino estaban jubilosos al saber lo anterior y ordenaron cortarle la cabeza aún ya fallecido ( como a Francisco Villa). Ya no recuerdo si lograron su cometido o no, ya que hasta la fecha ignoro donde quedó la tumba de tan ilustre HEROE.
La Patria le debe mucho a éste insigne heroe nacional mexicano por adopción y amor,
español de nacimiento (al igual que Francisco Javier Mina).
Los hijos de Poinsett se encargaron de borrar su figura pero en un lugar del gran D.F.,
existen 2 pequeñas placas referentes a este héroe , lo cual al verlas me hizo recordar su gran figura y hazañas ahora borradas por los traidores.
Ya poco le contarán acerca de infinidad de héroes de ésta época de la primera intervención, los encargados de la historia patria ya no saben de éstos héroes. Conserve Ud. esta y muchas otras historias de nuestros héroes nacionales.
La primera intervención fué planeada en la capital del país vecino del norte en 1798, la
guerra fue iniciada en 1800. Primero había que quitar de en medio a España y después ir contra México. Mandaron a Poinsett para iniciar todo, logró dividir al pueblo, engañandolo con su hipocresía y argucias.
Cuando se iniciaron las acciones de guerra, todo el pueblo del país vecino colaboró en la guerra, enviaron 105,000 hombres ( ellos en su parte reconocen 90,000), con equipo moderno, barcos y una logistica aunque torpe, era lo más moderno, tenían cañones de 32 libras. Oficiales, generales y tropa torpe, sólo los mercenarios los sacaron a flote. A ello agregue Ud., la indiferencia del 95% de la población mexicana, la quinta columna, los hijos de Poinsett y el herario mexicano estaba en bancarrota. No había en México ni uniformes, el armamento era obsoleto y no suficiente. Los cañones eran de 16 libras, la población al igual que hoy carecía del conocimiento básico militar, desconocía el arte de la guerra.
Había excelentes clases, oficiales y Jefes, los Generales estaban divididos, los hijos de
Poinsett los habían deslumbrado. A ello agregue que mas de la mitad de los Estados Mexicanos se declararon neutrales, (Puebla, Yucatán, Edo de Mex y Oaxaca nada hicieron, por defender a nuestro país, entre otros.) además los hijos de Poinsett estaban infiltrados en el gobierno y no acataban órdenes.
Con toda ésta situación, solamente escazo el 1% de la población hizo frente a la intervención gringa, aproximadamente 12,000 hombres se enfrentaron al invasor, aún así lograron detenerlos 2 años y a punto estuvo el país vecino de retirarse, sin lograr su cometido, por el enorme gasto que tenían.
El alto mando con Santa Anna al frente querían contratar un General, 9 Oficiales Suizos y 500 mercenarios. Se opusieron a ello las cámaras legislativas con los hijos de Poinsett al frente.
En el país vecino gastaron en total 225,000,000.00 de pesos, enviaron 105,000 hombres de los cuales eran 25,0000 mercenarios reemplazados constantemente según se acababa su contrato, sus bajas fueron 35,000 muertos y 10,000 heridos. Por parte de los mexicanos hubo 4,000 muertos y 2,000 heridos. La mayoría peleó con arma blanca.
Me cazaron como a un pajarito
Mis enemigos sin motivo.
---------------------------
Señor, tu les pagarás,
según la obra de sus manos.
Haz que porfien en su maldad
Que ésta sea su maldición.

El presente escrito fue hecho por el Ing. Federico Juárez Andonaegui, agradezco personalmente la participacion de tan habil escritor

No hay comentarios: